Aunque para los patólogos vegetales y entomólogos los insectos, bacterias y hongos serían simplemente productores de enfermedades y plagas, Conviene recordar que, desde el punto de vista ecológico,  son organismos que regulan la transformación de la materia orgánica en el suelo, actuando en la renovación del sistema radicular.

El valor de las cubiertas vegetales, no está sólo en la mejora del control biológico y en la lucha contra la erosión del suelo, sino en su repercusión sobre la regulación de la temperatura y humedad del mismo, que pueden influir sobre los ciclos biológicos de los habitantes del suelo.