Los sistemas tradicionales de cultivo muestran un panorama de alta variedad biológica. En ellos crecen simultáneamente y compartiendo ordenadamente el espacio, diversos cultivos y diversas plantas silvestres. Esta heterogeneidad constituye por sí misma una forma de protección preventiva, debido entre otras, a las siguientes razones:
1. Gran disponibilidad de pequeños hábitats y una multiplicidad de fuentes de alimentos, por ejemplo de néctar y polen, de los cuales pueden depender los enemigos naturales de los cultivos. Así se pueden mantener poblaciones altamente estables y permanentes de depredadores y parásitos de plagas.
2. Los movimientos y la conducta migratoria de las plagas están influidos por la atracción visual y aromática de las plantas hospederas y no hospederas y por el microclima de cada localidad particular. Los cultivos múltiples ofrecen muchas formas de atracción y las plagas pueden confundirse o desorientarse. De esta manera están incapacitadas para detectar o descubrir con facilidad a la planta que les sirve de alimento.

Para tener al alcance aplicar y aprovechar los controles naturales de los cultivos, se requiere una gama amplia de alternativas de los mismos que permitan su uso contra los diversos enemigos de los cultivos en el momento adecuado. Para esto es indispensable un amplio conocimiento de diversos aspectos agrobiológicos y botánicos, que pueden ser empíricos pero que es necesario adquirir y transmitir a todas las personas interesadas o implicadas en la producción agrícola. Por ejemplo:

1.Especies de plagas e insectos benéficos en las parcelas y áreas silvestres adyacentes.

2.Aspectos de la biología de las plagas y malezas y de plantas e insectos benéficos (morfología, ciclos de vida, conducta reproductiva, hábitos alimenticios).

3.Épocas del año en que aparecen y dependencia de los factores ambientales diversos.

4.Etapas vulnerables de la plaga o malezas durante sus ciclos de vida.

5.Estación del año y etapa de desarrollo de los cultivos en que son más vulnerables al ataque.

6.Plantas hospederas alternativas, cultivadas o silvestres, que puedan ser más atractivas para las plagas.

7.Depredadores o parásitos que deban estimularse en el medio.

8.Principales asociaciones entre cultivos y malezas.

9.Época de aparición de las malezas.

10.Principales efectos de los cultivos sobre las mismas.

Conservación de la Biodiversidad en los Sistemas Agrarios. Es un monográfico de la revista Ecosistemas que aborda temas relacionados con la biodiversidad taxonómica, genética y funcional, presente o exclusiva de los agrosistemas.