Solarización

Hortícolas

Rotación de cultivos

Una estrategia clave en agricultura sostenible es la de restablecer la diversidad ecológica del paisaje agrícola. La diversidad puede ser modificada en el tiempo, a través de rotaciones y secuenciación de cultivos, y en el espacio en forma de cubiertas vegetales, cultivos intercalados y manejo de la vegetación fuera de la zona cultivada.

Cultivos intercalares o asociados

Los cultivos intercalares se definen como la práctica de producir diversos cultivos en un espacio dado. Los cultivos intercalares tienen una larga historia en la agricultura tradicional y actualmente existe una versión adaptada a una agricultura mecanizada: cultivo intercalado en bandas (strip-cropping). Se trata de cultivar en bandas estrechas adyacentes, lo cual permite la interacción entre las especies, pero también el manejo con equipos modernos. En ambos casos se consigue incrementar la biodiversidad y dificultar a las plagas que encuentren a las plantas hospedadoras.

Corredores, márgenes de los cultivos, franjas intracultivos,…

Con el manejo de estas infraestructuras, se consigue fomentar la biodiversidad en los sistemas de monocultivo o limitado número de cultivos, mejorando la estructura biológica del agroecosistema y facilitando el control biológico. Este tipo de infraestructuras aseguran la conservación de los enemigos naturales al proporcionarles refugio para su desarrollo y servir de alimento a través del polen y néctar y además permiten conectar las diferentes infraestructuras de la explotación.