Control químico

El gran desarrollo de productos fitosanitarios que se ha producido en los últimos años ha extendido la idea de que cualquier problema tiene una solución más o menos inmediata, es decir, podemos extender una “receta mágica” que permitirá solventar por medios químicos los problemas que se nos presenten.

Actualmente, sin embargo, está establecida la idea de que la protección de cultivos es algo más “complejo”, que debe tener en cuenta la utilización de diversos medios basados sobre un buen conocimiento:
• del cultivo en un medio dado.
• del enemigo a combatir cuya evolución está fuertemente influenciada por el clima.
• de los enemigos o los antagonistas naturales de las plagas y las enfermedades.
• de los diferentes medios de intervención, de los cuales conviene hacer un uso reflexivo.


El primer paso es pues, el conocimiento de los medios disponibles, que permitan posteriormente la armonización de todos ellos.